Filosofía, Ciencia, Arte


slider02

La quiropráctica es una filosofía, una ciencia, y un arte.

La filosofía consiste en el hecho que cada uno tiene una inteligencia (sabiduría) innata que controla cada función del cuerpo y que permite lograr una curación desde arriba (cerebro) hacia abajo (mediante la medula espinal), y desde dentro (sistema nervioso central y columna vertebral) hacia fuera (células y tejidos del cuerpo), focalizando en el funcionamiento global del cuerpo y arreglando la causa del problema sin focalizar en el efecto (síntoma/disfunción).

Lo que es el opuesto del proceso de curación alopático donde se busca una curación desde fuera (con un medicamento) hacia dentro (información recogida al nivel del sistema digestivo), y desde abajo (mediante medula espinal) hacia arriba (cerebro donde el medicamento cambia el equilibrio químico natural), focalizando en el síntoma para intentar arreglar el efecto y no la causa del problema.

Ejemplos:

aprender-a-curar

Curación de un corte, ¿Quién lo cura: El cuerpo o la tirita?

shutterstock_2466825_gebrochenes_Bein_450

 

Curación de un hueso fracturado, ¿Quién  lo cura: El cuerpo o el yeso?

La ciencia consiste en la educación muy amplia que tiene un quiropráctico (7 años de estudios universitarios) y que le proporciona con un entendimiento alto del funcionamiento del cuerpo como minino al mismo nivel que un medico ** En la siguiente imagen puedes ver la comparación entre estudios quiropráctico y medico.

image-6

También son numerosos los estudios que demuestran la eficacia de la quiropráctica (click para ir a estudios)

El arte consiste en que cada persona es un mundo. La formación muy amplia del quiropráctico también le proporciona con una sensibilidad trabajada que le permite acoplar el cuidado específico Ajuste a cada columna vertebral ya que no hay una igual a otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *